Slide background

cartell_2011

 

 


Desde hace meses teníamos marcado en la agenda el 8 de octubre. En un territorio dominado por el indie, el folk, la música electrónica y los canta-autores era la fecha designada para uno de los pocos festivales de rock en Catalunya, el Pintor Rock. En su primera edición presentaba un cartel con Boikot, Malos Vicios y los lugareños Extracto de lúpulo y Apelo (no confundir con la banda tributo Apelo y tú), un cartel más que atrayente.

Como es habitual, cuando se iba acercando la fecha del evento iban surgiendo nuevas noticias. Un cambio de ubicación: Cabra del Camp por Valls. Se conocieron los precios de las barras, más que correctos. También los horarios de las actuaciones; a priori podría sorprender empezar a las once de la noche los conciertos. Además la buena noticia fue que una vez acabadas las actuaciones nos podríamos quedar en el reciento escuchando buena música hasta que el cuerpo aguantase.
Poco antes de la hora de inicio nos presentamos en el polideportivo de Cabra del Camp. Para entonces poco más de un centenar de personas se encontraban dentro del recinto, supongo que por eso la organización decidió retrasar el inicio del festival.

Así pues con algo más de media hora de retraso y ante aproximadamente doscientas personas empezaron a tocar Apelo. Los tarraconenses empezaron fuerte, enseñándonos como suena su punk-rock. Para la segunda canción, “y ke más da” subió a colaborar con ellos Alberto de Boikot. Después siguieron temas como “soy igual” o “campesino”. El sonido era el típico de un polideportivo. En las primeras filas se escucha bien pero demasiado fuerte y en las filas de en medio todo se distorsiona y la voz cuesta distinguirla. Aún así, no era ni de lejos lo peor que se ha podido escuchar en festivales, por no decir que para las características del recinto se podría decir que era bueno. Siguiendo con el concierto, Apelo nos recordaron que “esto es el rock” versionando a los Azero. En “tu contrato” contaron con la colaboración de dos chichas a los vientos, para que la canción sonara lo más parecida al disco posible y les quedó muy bien. Siguieron con otra versión, “A todos ellos” de Disidencia. También tuvieron tiempo para tocar algún tema nuevo hacia la parte final de su actuación. Para acabar, y ante ya unas seiscientas personas entre el público cantaron “En tus manos” dedicada a las mujeres maltratadas y “Number guan” con Isma de Extracto de Lúpulo en el escenario, dedicada a todos los grupos de Tarragona (Ausentes, los propios Extracto, Deriva,…) que tanto apoyo necesitan. Con su punk rock y sus letras reivindicativas nos dejaron un buen sabor de boca y ganas de volverlos a ver pronto.

La siguiente actuación fue el plato fuerte de la noche, Boikot. A estas alturas de su carrera, los madrileños no engañan a nadie y en sus conciertos no se esperan grandes sorpresas; uno sabe lo que se encontrará para bien y para mal. Abrieron su actuación con “Inés”, ya con el Txikitín sobre el escenario que pocas veces abandonaría. Después siguieron con “Insert coin”, “Stop censura”, “Sexo, drogas y rocanrol” primer single de su próximo disco y le dedicaron “Tekila” al organizador.

Los vallecanos estaban dando un buen concierto, con muchas ganas y mejor sonido que el anterior grupo. Como era de esperar se agolpó la máxima cantidad de público de todo el festival para verles. Después vinieron otros clásicos de su repertorio como son “Bubamara”, “Mentiras” y “De espaldas al mundo” con la ayuda de Isma y parte de los Apelo. Siguieron con otra de los temas nuevos que han ido adelantando en sus últimos conciertos “Naita na”, para enseguida seguir con habituales en su repertorio como “Un grito en alto”. “No escuchar” fue la gran sorpresa del repertorio, un tema que cuesta escuchar en directo. En el día en que se cumplían cuarenta y cuatro años de la muerte del Che no podía faltar un recuerdo para el revolucionario con la versión punk de “Hasta siempre”. Los acordes de “Animal caliente” de Barricada sirvieron para dar entrada a “Bajo el suelo”, esta vez cantada sin coros femeninos.

A continuación tocaron “Tierra quemada”, canción que coronaron con un “Visca la Terra”. “En lo triste lloramos, reímos, cantamos, luchamos y no nos callamos” fue otro tema inesperado que dejaron caer ya bastante avanzado el concierto. Un gusto poder escuchar temas que no suelen estar incluido en el repertorio de Boikot. “Hoy me voy de borrachera… ah no, que ya la hemos tocado, venga Txikitín, un ska”, nos dijo Kosta para que empezara a sonar “Skalashnikov”. Para ir acabando cayeron “Sin tiempo para respirar”, tercer y último tema de los nuevos, y “Amaneció”. De ahí hasta el final todo fueron versiones. El popurrí de canciones conocido como “No pasaran”, “Zu atrapatu arte” (“Nos quieren detener”) cerrada con los acordes de “the trooper” de Iron Maiden, “Kualkier día” con Fary el organizador en el escenario y un pogo espectacular en la pista. Gran concierto de Boikot, dejando al público contento, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Un “pero”: demasiadas versiones y demasiado juntas.

Entre unas cosas y otras nos habíamos plantado en casi una hora de retraso cuando Malos Vicios subieron al escenario. Los castellonenses dieron un buen repaso a su carrera musical, con 20 años a sus espaldas. Desde “No llueve para siempre” su primera canción dejaron claro que venían con ganas de enganchar al personal. Siguieron dos temas de su disco “Por amor al arte”, “Solo pa mi” e “Insurrecto”. Después dio tiempo para “Amores de vicio”, otro tema antiguo “Lágrimas heladas” o “Carla” entre otros. También hubo tiempo para las colaboraciones, frecuentes durante todo el festival y que demuestran el buen rollo entre los grupos. Para “Naufragio” contaron con un omnipresente Isma y “Glamour y garrulismo” con Apelo. Para cerrar nos regalaron un tema poco habitual, “Cervatillo”. Buen concierto y gran aportación al festival de los Malos vicios.

Y para terminar el festival nos esperaba uno de los grupos catalanes que más se están escuchando últimamente, Extracto de lúpulo. Entre sirenas de policía y grabaciones de Felip Puig (“la policía ha actuado según mis instrucciones”) dio comienzo el concierto con los temas “No tendrás casa en tu puta vida”, seguido de “¿Cuándo saldrá el sol?” con un recuerdo para los acampados y “No pido perdón”. Para entonces ya estaba claro porque cada vez suena más el nombre de este grupo. La banda suena bien, conjuntada y su cantante es una bestia en el escenario, no para quiero ni un segundo. El concierto estuvo basado en su disco “El agua para los peces” del que tocaron casi todos los temas; “Los feos somos más” y “Anuncio andante”, por citar un par de ejemplos. Pero también hubo tiempo para las versiones como “Las drogas” de Segismundo Toxicómano, “Centro comercial” de Lendakaris Muertos o una emotiva “L`estaca” de Lluís Llach. Para cerrar el festival contaron con Oriol de Bongo Botrako para “Y se puede volar” y una buena representación de todos los grupos para “Beberás cerveza” y “Rockanrol”; aunque en estas dos últimas canciones se estropeo el sonido y no se oían las voces. Una pena que no logra empañar un conciertazo de los Extracto, que quedan marcados como grupo a seguir para 2012.

El Pintor Rock nos dejó un gran sabor de boca en su primera edición. Los buenos grupos, su buen ambiente y ganas de hacérselo pasar bien a los asistentes en una noche de rock reivindicativo y festivo hacen que estemos deseando que se confirme que habrá una segunda edición. La organización así lo ha dejado entrever, con un comunicado donde se muestran encantados con la noche y agradecidos con los alrededor 1100 asistentes en total. El retraso en las actuaciones y la ausencia de la anunciada fiesta final fueron los problemas más graves con los que nos encontramos; pocas cosas de las que seguro que aprenderán para el año que viene. ¡Bienvenido a la escena de festivales PintorRock!