Slide background

cartell_2011

 

 



Después de mucho escribir por aquí y dar todo tipo de información sobre el festival, el pasado sábado 25 de octubre finalmente tubo lugar la cuarta edición del PintorRock en la Tarraco Arena de Tarragona. Así que allí estaba La Rueca, dispuesta a intentar aguantar 13 horas de fútbol y música. Llegué pocos minutos antes de las 6, a esa hora ya había una larga cola a taquilla, así que me fui para adentro a ver el fútbol.
 
La idea de la cerveza a 1 euro durante el partido se agradeció, la gente tenia ganas de fiesta, y sobretodo de beber, así se demostró con la larga cola que se montó para conseguir las puas (la moneda oficial de esta edición).
Una vez acabado el partido, era el momento de desalojar la sala, y de ir a taquilla a por mi entrada, pero no fui el único que llegó justo de tiempo y no quiso perderse el clásico, así que entre una cosa y la otra, me perdí Los Tronchos, y ya aproveche para ir a cenar y entrar con fuerzas al recinto.
 
Llegué justo al final del Concierto de Manolo Kabezabolo, allí recibí mi primera sorpresa, la cantidad de público que había, aún no eran ni las diez, y ya daba la sensación que ya había la misma gente que en el momento de máximo apogeo del año anterior.
 
Las canciones que llegué a ver, seguramente eran las más esperadas de Manolo, la ya mítica versión de Breaking The Law de los Judas Priest, “Vendemelo”, y para acabar a capela con Nino Gramo, con todo el público entregado y cantando.
 
Ya era la hora del tercer grupo de la noche, Disidencia, el público descendió un poco pero aún así eran muchos los fieles que venían con ganas de ver a los “Disi”, Se tuvieron que saltar algunas canciones de su repertorio por falta de tiempo pero aún así pudimos disfrutar de muchos de sus mejores temas.
 
Empezaron el concierto fuerte con A Contracorriente y fueron tocando temas de todas las épocas, sino olvidarse de la Maqueta con Martes 13, y Vivo Libre, o otras “más modernas” como A Todos Ellos. Quedará en la memoria de muchos, volver a ver a Maki ex Batería de Disidencia, volviendo a tocar con ellos para cerrar el concierto.
Concierto más que correcto de los Disidencia, aunque se me hizo raro no escuchar, Van a Hablar Las Armas, single del nuevo disco del que están de gira.
 
Era la hora de Bongo Botrako, los tarraconenses, volvían a casa, pero al no ser un grupo de mi estilo, las horas y grupos que aún quedaban, y que a partir de las doce y media no se podía salir por ordenanza municipal, decidí salir un rato para descansar desconectar un poco y tomar el aire.
 
Poco antes de la 1 empezaba el primero de los tres platos fuertes de la Noche, Los Segis, temazo tras temazo fue sonando en la hora y diez minutos que tenían para tocar, Gaupasa fué el primero en sonar, pero la cosa no quedó allí, si aparte ajuntas Asturiax, Patrones, Mi Vida, Por Ti, Odio, tienes un concierto brutal, he visto muchas veces a los Segis, tanto en salas, como en conciertos y en festivales, y personalmente el mejor concierto que he podido disfrutar de ellos, y a la vez el mejor grupo sobre el escenario.
 
Ya era hora del sexto grupo de la noche y cabeza de cartel del festival, Los Boikot, para ese momento la Tarraco Arena, estaba casi al completo, la gente tenia ganas de Boikot, Empezaron con la que quizá sea la canción más conocida de su ultimo disco de estudio, Naita Na. Para seguir con la típica Ines, fueron sonando temas indispensables en sus conciertos como De Espaldas al Mundo, Hasta Siempre, o las canciones más Ska que una vez entraron en el repertorio parece que estan echas para no salir de el, ya que la gente corea y disfruta mucho con Bumabarara, Amaneció, o Ska-lasnikov.
Para el final del concierto llegaron dos de los momentos más emblemáticos de la noche, la primera con Bajo el Suelo, en la que subieron a corear el final de la canción un grupo de chicas, y sobretodo la última canción, Se intuía un homenaje a Tony Urbano, al ver tocar a Alberto Pla, con la camiseta de Leño y así fue, invitaron al Toubab a subir al escenario, ( El Toubab es un músico tarraconense al que Tony le ayudó mucho en sus inicios, y era como un hermano para el), dicho esto y dado un recuerdo y despedida para Urbano, tocaron Maneras de Vivir, y así concluyó el concierto.
 

 
Ya solo quedaba el último plato fuerte, La Raíz, los de Gandía están haciendo gira una brutal y lo están petando por allí donde van, por eso me esperaba que habría la misma gente que cuando tocaba Boikot, pero una parte de la gente ya se fue a dormir, pero aún así decir que deberían quedar dos tercios de la gente que vio a los madrileños, y que posiblemente había el doble de gente que el concierto que hicieron en la edición del pasado año.
Empezaron con Llueve en Semana Santa, gran parte de la gente que los estaba esperando empezó a saltar y a bailar desde el primer minuto del concierto, todo y lo dicho antes de que alguna gente se marchó, habían muchos seguidores de La Raíz esperando con ganas su concierto.
Fueron cayendo casi todos los temas de su último disco Así en el Cielo Como en la Selva, como Nuestra Nación, A la Sombra de la Sierra, Elegiré, y como plato fuerte del disco y la canción que más hizo saltar al público fue sin ninguna duda Jilgueros.
Aún así no se olvidaron de tocar El Lado de los Rebeldes, de su anterior disco, canción con la que empezaron a llegar a un gran número de gente, y que posiblemente les catapultó junto con su excepcional último disco a la fama que tienen ahora.
 
Empezaba a llegar ya la recta final del concierto, con Extracto de Lúpulo, con su último concierto de la gira, antes de prepararse para su próximo disco. con solo cuarenta minutos de repertorio, se olvidaron de tocar las versiones como Las Drogas de los Segis, que suelen tocar en los directos, y se centraron en repasar su disco El Agua Pa los Peces, los temas fueron pasando, Rockanrol, los Feos Somos Más, el Dinero No se Come,.. El volumen de público ya había disminuido mucho, pero aún así eran muchos los valientes que aún les quedaban fuerzas para bailar y cantar. Para el final del concierto se subieron los Relamido’s a colaborar con sombreros Mexicanos para tocar El Rey, llegaba el final del concierto con posiblemente sus dos temas más conocidos Beberas Cerveza, y para acabar con y Se Puede Volar, se notaba que iban justos de tiempo, ya que no pudieron enseñar la coreografía que tienen para esta última canción.
 
El concierto lo cerraron los Rat-zinger, tenía ganas de quedarme pero el cuerpo no daba para más, y no los pude ver, aunque visto lo que he visto por las redes sociales, veo que me ahorre ver otra actuación nefasta de los municipales, cerrando y desalojando el concierto por “error”, en fin ya se sabe rock y policía nunca podrán ser amigos.
 
Personalmente quiero añadir que fue la mejor de las cuatro ediciones que lleva el PintorRock, la idea de la organización siempre fue la de luchar por tener un festival en Tarragona, y creo que ahora ya se puede decir que lo han conseguido.